Desde el pasado 23 de julio de 2015, fecha en la que entro en vigor la Ley de Jurisdicción Voluntaria 2 parejas de Tarragona han decidido confiar en Notaría Doblado para celebrar su enlace matrimonial.

Con la nueva ley, ya no sufrirán contratiempos en la reserva del restaurante o la organización de la ceremonia, podra elegir el día y la hora de su boda de una manera rápida, flexible y con la confianza de nuestro equipo profesional. Gracias al desarrollo tecnológico que permite conectar las notarías con las administraciones públicas se facilita el proceso de contraer matrimonio,  reduciendo notablemente el tiempo de espera habitual a menos de una semana.

Al igual que en todos las bodas, los novios deberán tramitar como la ley exige, un expediente previo que demuestre que los contrayentes están capacitados legalmente para poder casarse. A partir del 30 de junio de 2017, este trámite  pasara  a las notarías que también se harán cargo de tramitar los expedientes matrimoniales.

Una vez tramitado el expediente,  con el D.N.I.  y dos testigos le serán suficientes para casarse ante notario.

La ceremonia consiste en que el notario lee los tres artículos del Código Civil (66, 67 y 68), que informa a los contrayentes de sus deberes y derechos del matrimonio, de la igualdad de los conyugues en sus derechos, que deben respetarse y ayudarse mutuamente  y actuar en interés de la familia, guardarse fidelidad y socorrerse mutuamente, que deberán compartir las responsabilidades domésticas y el cuidado y atención de ascendientes y descendientes y otras personas dependientes a su cargo.

No obstante, contraer matrimonio es algo más que firmar un simple documento, es un acto íntimo, próximo y con amor, mucho amor, consecuentemente, tanto por parte del equipo de Notaría Doblado y, en especial, de su notario, Ángel María Doblado Romo, contribuiremos a crear el ambiente idoneo en un día tan especial para los novios.