Por fin te has decidido dar el gran paso y realizar la compra más importante de tu vida: adquirir una vivienda. Si has hecho bien los deberes y has leído nuestro anterior artículo sobre «¿Qué debería saber antes de adquirir una vivienda?» estarás bien informado sobre todos los pasos previos a seguir antes de comprar tu nuevo hogar. Ahora toca la parte más importante, realizar todos los trámites necesarios para convertirte en un nuevo propietario. Como siempre desde Notaría Doblado te guiaremos en todo el proceso y te explicaremos que paso tienes que seguir para llevarlo a cabo.

escritura publica vivienda Notaria Doblado

COMPROBAR EL ESTADO DE CARGAS DE LA VIVIENDA

Es fundamental comprobar si la vivienda está libre de cargas y si tiene algún tipo de embargo ya sea hipotecario o algún tipo de limitación en los estatutos de la comunidad.  También es importante saber si esta al corriente de los pagos y gastos de comunidad e IBI. Para conseguir esta información puedes solicitar en el Registro de la propiedad una nota simple de la propiedad donde estarán reflejados los dominios y cargas que pesan sobre la vivienda o contar con la ayuda de tu notaria de confianza.

RESERVAR LA VIVIENDA QUE ESTAMOS INTERESADOS COMPRAR

Una vez hemos comprobado el estado de la vivienda, antes de firmar la escritura pública de compraventa, firmaremos un contrato privado con el vendedor que obliga a ambas partes a cumplir todos los requisitos que recoge. Podemos elegir cualquiera de los tres contractos de compraventa disponible en función del tipo de reserva que queremos realizar, pero siempre será necesario contar con el asesoramiento de un notario:

Contrato de entrega de paga y señal
Este tipo de contrato no siempre es imprescindible, a no ser que queramos negociar el precio de compra de la vivienda. Consiste en entregar una pequeña cantidad de dinero que nos permita reservarla temporalmente, mientras recibimos contestación a nuestra oferta.

Contrato de arras
El contrato de arras se elabora para reservar el derecho de compra y nos obliga entregar un 10% del valor de la vivienda al firmarlo, además de cumplir con todas las condiciones que contiene. Antes de firmarlo es conveniente añadir una cláusula que nos permita recuperar el dinero que hemos entregado en el caso de que no nos conceden la hipoteca.

Contrato de compraventa
Al igual que el contrato de arras, el contrato de compraventa obliga al comprador a entregar un 10% del valor de la vivienda, pero consolida el pacto entre el comprador y el vendedor por el cual ambos se obligan a llevar a cabo la operación de compraventa.

Es imprescindible contar con la ayuda y la experiencia de un notario antes de firmar cualquier tipo de contrato de compraventa.

SOLICITAR LA HIPOTECA

Una vez aportada toda la documentación que nos solicitan en el banco (documento identificativo, nóminas, declaración de la renta, contrato de arras, IBI y la tasación de la vivienda) nos hará una oferta de préstamo hipotecario valida durante 10 días. Si estamos de acuerdo con las condiciones ofrecidas solo nos queda solicitar cita en el notario para firmar la escritura y recibir las llaves de la vivienda.

TRAMITES POSTERIORES

Si cuentas con la ayuda de una notaría, solo tendrás que preocuparte de poner a tu nombre los suministros y otros gastos que generaran tu vivienda, por lo contrario, también tendrás que encargarte de tramitar el pago de impuestos e inscripción en el registro de la propiedad.